HISTORIA

D. José Luis del Corral Abehilé como consecuencia de su inquietud como padre de un hijo con discapacidad y la de crear Servicios que tuvieran como misión la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y sus familias, y con especial atención a las más necesitadas, crea una Asociación en favor de minusválidos psíquicos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, a raíz de esto procedió a reunirse con el INVIED en el año 1998 y consiguió en primer lugar que se le adjudicara una vivienda ubicada en Madrid concretamente en la calle Reina Cristina, 23, y posteriormente en el año 2.000 otra vivienda en la calle Andrés Torrejón, 18, ambas en régimen de alquiler y dando servicio a dos Viviendas Tuteladas, una para chicos y otra para chicas, dichas viviendas siguen en la actualidad realizando las mismas funciones que cuando fueron creadas y dando un servicio a 13 chicos y chicas que comparten su día a día con total independencia de sus familias y haciendo de su rutina diaria su hábitat de vida.

En el año 2003, con el fin de seguir mejorando D. José Luis del Corral Abehilé constituye la Fundación PROMINFAS junto con un grupo de personas D. José Antonio Labella Alcantud, D. Antonio Méndez Martin y D. José Joaquín Beltrán Bengoechea, y nuevamente con la ayuda de INVIED consiguen la cesión de un local ubicado en la calle Rompedizo, 1 de Madrid de unos 1000 m2 donde poder iniciar un gran proyecto de cara al futuro.

En el año 2005 se consigue que sea inscrito nuestro primer Centro Especial de Empleo en la Comunidad de Madrid (Lavandería San José) con el número 202 C.M., donde en la actualidad siguen trabajando 4 personas diariamente.

En el año 2006 D. José Luis mediante aportaciones económicas intento realizar unas obras en la parte superior del local con el objetivo de poner en marcha dos Viviendas Tuteladas que pudieran satisfacer la demanda que en esos momentos se requería por parte de las familias, para poder realizar este gran Proyecto, que significaba tanto para él, se buscaron diversas vías de financiación para poder sacarlo adelante, pero como en la mayoría de las ocasiones con la crisis económica emergente que arranco en el año 2007 fue prácticamente imposible arrancar con las mejoras en dichas instalaciones.

A finales de 2018, por motivos de edad, nuestro actual Presidente de Honor deja la presidencia del Patronato de la Fundación y, un grupo de nuevos patronos presididos por D. Enrique Carmona (tutor de un chico Discapacitado), entra con el deseo de continuar su obra e intentar mejorarla.